Cambio al modelo BIM en la realización de proyectos

Este cambio va más allá de la simple adopción de un nuevo programa de diseño. Se trata más de un cambio en la forma y manera de realizar un proyecto, no de aprender a manejar tal o cual programa. En JMP360 hemos dado el paso de realizar nuestros proyectos bajo la metodología BIM. Fue hace tres años cuando comencé a oír por primera vez hablar del BIM y, como imagino que le ocurrió a muchos, aquello me sonaba algo distante y, sobre todo, me imaginaba que solo sería útil su aplicación en los grandes proyectos de edificación o de obra civil, no viéndole aplicación práctica en los proyectos más comunes destinados a viviendas unifamiliares o pequeños edificios plurifamiliares.

Poco a poco mi interés en el tema fue creciendo, y sobre todo fui conociendo en qué consistía el sistema BIM, pues a mi parecer eso es lo principal, el entender en qué consiste.

A día de hoy, me encuentro distintos anuncios por las redes sociales en los que se ofertan cursos de un programa específico, simplemente como si por el mero hecho de aprender a utilizarlo ya nuestro trabajo pasara a ser BIM, y nada más lejos de ello. En mi caso prefiero llamar a mi modelo de trabajo como 360, pues considero que el término  de método BIM debería emplearse cuando aparte de aplicarse a la realización del proyecto, también se utilizase durante la ejecución de la obra, ya sea para su control y ejecución más eficiente. Aun así, utilicemos el término, pues bien cómo iba diciendo, no se trata de usar tal o cual programa de los muchos que hay en el mercado (Revit, Archicad, Allplan, etc.), sino de realizar una integración completa entre todos los programas que se usan para la elaboración de un proyecto.

En JMP360, entendimos que la adopción de esta metodología de trabajo iba más allá de realizar el proyecto con uno u otro programa, desde el primer momento tuvimos claro que se trataba de obtener una mayor eficacia en la realización de los proyectos, sin vernos condicionados por el tamaño o complejidad del mismo.

Metodología BIM JMP360

En la elaboración de un proyecto, inciden distintas partes en el mismo. Por un lado, tenemos el diseño gráfico, el plasmar en papel la idea del diseñador de la vivienda o viviendas, del entorno habitacional, desde luego la parte principal del mismo. Por otro lado, se encuentra el diseño y cálculo de las distintas instalaciones que dan vida y hacen funcionar la vivienda o el edificio, una parte del proyecto que en JMP360 entendemos primordial y al que prestamos una gran atención. Otro de los aspectos igual de relevantes a la hora de ejecutar un proyecto y poder llevarlo a cabo es la realización del presupuesto del mismo, y este no se puede obtener si no es  mediante una correcta medición de las distintas partidas que lo componen. Y, finalmente, la justificación técnica del proyecto, la realización de los distintos documentos que vienen a complementarlo. En ellos justificaremos tanto los datos urbanísticos y descriptivos que han llevado a la adopción de un diseño del edificio por parte del arquitecto, como la presentación de los cálculos de las correspondientes instalaciones del edificio, de forma y manera que se pueda corroborar el correcto cumplimiento de la normativa vigente.

Este es un pequeño resumen de las partes que componen un proyecto. Hasta ahora todos estos elementos que lo componían se hacían de manera independiente unos de otros, y, aunque el empeño y el cuidado fuesen máximos, siempre existía un porcentaje de error en la coordinación de las distintas partes.

Es aquí donde comprendimos la importancia que podría adquirir la utilización de la metodología BIM en nuestro trabajo diario. No tanto como pudiese pensarse en un ahorro sustancial del tiempo de realización, que lo hay, pero valoramos más la mayor eficiencia y exactitud que nos proporciona en nuestro trabajo.

Por eso vemos un tanto fuera de lugar el promocionar el uso de un solo programa como metodología BIM.

En JMP360, abordamos el uso del BIM desde la perspectiva del uso y coordinación de los distintos programas que usamos en la realización de un proyecto.

Para la parte gráfica, en un principio nos hemos decantado por el uso de REVIT, pues entendemos se halla más implantado en el sector, aunque también hemos trabajado con otros programas a través de la importación de archivos IFC, para el cálculo de la estructura e instalaciones los distintos programas que nos ofrece CYPE, sea el CYPECAD  y el CYPEMEP, programas que nos permiten mediante la exportación en formato IFC, su completa integración en el modelo  creado en REVIT.

Para la realización de las mediciones y presupuestos, usamos ARQUIMEDES, un programa que nos permite a través del pluggin para REVIT, realizar una medición coordinada, de manera que cualquier cambio que realizamos en el modelo de la vivienda queda reflejado en la medición, al igual que los cambios que pudiesen realizarse en la parte estructural o de instalaciones.

Metodología BIM JMP360

Además, todos estos elementos quedan integrados en un único archivo o modelo de la vivienda, lo que permite un mayor control visual del proyecto.

Para la coordinación entre nuestros clientes o colaboradores, tendemos al uso de la aplicación TRELLO, que nos permite incluso el intercambio de archivos, además de las diferentes aplicaciones de Nube, ONEDRIVE, MEGA, DROPBOX, etc…

La aplicación de todos estos elementos en nuestro día a día nos permite realizar los proyectos en un entorno BIM o 360.

Metodología BIM JMP360

#JMP360