Cómo te ayudamos desde JMP360 en la gestión de tu obra

Aplicación del BIM en el día a día de las constructoras

Desde hace tiempo venimos escuchando como el BIM (Building Information Modeling), o el modelado de la información de construcción, se ha de utilizar en la realización de las nuevas construcciones y reformas, tanto en edificación como en obra civil. En un principio, lo vemos como algo exclusivo de las grandes obras y promociones y, por tanto, más en el entorno de las grandes constructoras y promotoras, imaginándolas con grandes departamentos encargados de la gestión de la edificación en BIM, y pensando que en el día a día del resto de empresas dedicadas a la construcción esto es algo que no tienen aplicación o resulta difícil y que aportaría poco a su labor y gestión.

Nada más lejano de la realidad. En JMP360 ponemos a disposición de las empresas constructoras y promotoras nuestra experiencia de varios años en la ejecución y adaptación de sus proyectos y obras a un entorno BIM, permitiéndoles un mejor control y ejecución de sus trabajos.

Son muchos los aspectos en los que supone un gran beneficio dar este paso a la hora de encarar una nueva obra, trataremos de exponer aquellas fases más destacables.

Uno de los principales beneficios lo obtenemos a la hora de realizar las mediciones: Una buena ejecución de las mismas nos permite desde el presentar una oferta fiable y ajustada, hasta el llevar un control de las distintas partidas de obra, certificaciones y costes mucho más efectiva, rápida y real. También nos permite gestionar la medición de las obras realizadas por las subcontratas con exactitud y mayor agilidad, lo que nos lleva a una mejor gestión de nuestros costes y repercutirá en nuestro beneficio.

Otro de los aspectos en los que mejoramos nuestra ejecución, está en la detección de las posibles interferencias entre los distintos elementos que componen el edificio antes de comenzar su ejecución, pudiendo tomar decisiones sobre estas y evitando así las pérdidas de tiempo en obra, lo que sin duda da lugar a pérdidas económicas, algo que con los planos habituales en CAD es difícil de prevenir.

Toda esta planificación previa, mejor medición, y control de costes suponen un ahorro económico que en determinados proyectos puede ser la diferencia entre poder ser adjudicatarios de la obra o no serlo.

La mejora en el manejo del proyecto es otro punto determinante a la hora de decidirnos por realizar nuestra obra en BIM. En JMP360 realizamos su adaptación de manera que se posea una mejor información gráfica, se tendrá una mayor facilidad a la hora de realizar y obtener los distintos planos que, independientemente a los aportados por el proyecto, precisemos en nuestra obra, adaptándolos a las distintas fases en que se encuentre la ejecución de la misma, y obteniendo de cada ellos la medición precisa de esa fase.

Sin duda alguna, todos estos puntos anteriores nos llevan a obtener una mejora en la calidad de nuestras obras, podremos realizar un chequeo y control sobre la obra ejecutada comparando el modelo y acumulando información sobre este. Obtendremos una mejor interactuación con las subcontratas para la realización de repasos y reclamaciones.

  • Una reducción del 40 % de cambios no previstos.
  • Un 80 % de reducción del tiempo que lleva hacer una estimación de costos.
  • Un ahorro del 10 % del valor del contrato a través de la detección de interferencias.
  • Un 7% de reducción en el tiempo de proyecto.
  • Un retorno de la inversión cuando de usa un modelo BIM 3D entre 5 y 10 veces.

Y como no, mayores ventajas a la hora de ofertar. El presentar al cliente la oferta, acompañando un modelado inicial básico desde luego nos aportara un plus a nuestro favor, ayudando a convencerlo de que nuestra oferta está más estudiada y en definitiva es mejor. El haber podido comprobar los planos en CAD mediante un modelo inicial nos permite determinar en el proceso de ofertado que dificultades podremos encontrarnos, cómo las solucionaríamos y cómo ahorrar esos costes, permitiéndonos de nuevo un mejor ajuste de la oferta.

Desde el punto de vista de las promotoras hay un aspecto esencial, y es el estudio previo del solar antes de su adquisición. El poder contar con un modelo inicial básico del proyecto ayuda en una gran medida a realizar ese estudio con mayor exactitud y fiabilidad, es más fácil detectar los inconvenientes futuros a la hora de ejecutar la promoción, prevenirlos y presupuestarlos.