La importancia del B.E.P. o del “Plan de Ejecución BIM” (P.E.B.)

A la hora de realizar un proyecto con metodología BIM, se han de tener en cuenta diversos factores, todos ellos interactúan entre sí, de modo que el resultado final sea un documento coordinado, que reúna toda la información necesaria para la correcta ejecución de la obra.

Y es en este punto, en el de la coordinación de la información, donde debemos tenerlo todo bien clarificado y definido.

Una de las ventajas que nos aporta el desarrollar nuestros proyectos en BIM es la facilidad que podemos encontrar a la hora de obtener información del proyecto. Sin embargo, toda esta información puede resultar abrumadora si no tenemos bien definidas nuestras necesidades.

Y una de las herramientas que nos ayudan a organizar la realización y definición de nuestro proyecto es el P.E.B., o Plan de Ejecución BIM, a través del cual definiremos todos los parámetros que regirán la elaboración de nuestro proyecto.

En nuestro caso unos simples diagramas a mano dieron paso a la realización de nuestro modelo base para la ejecución de nuestros proyectos, aunque en algunos casos se ha de personalizar.

Son varios los parámetros que lo componen, pero a mi entender y dada nuestra experiencia, los más importantes a tener en cuenta son EL NIVEL DE DETALLE y EL NIVEL DE INFORMACIÓN.

Estos dos parámetros son, bajo mi punto de vista, los que nos van a marcar el camino a seguir en la elaboración de nuestro proyecto.

Debemos tener claro desde un primer momento el nivel de detalle que deseamos definir en la realización del proyecto, pues esto, en definitiva, se traducirá en más o menos tiempo en su redacción, lo que finalmente afectará al presupuesto que se ha asignado al proyecto.

Y lo mismo podemos decir del nivel de información. Se ha de tener presente este factor, pues el mismo nos hará dedicar mas o menos recursos y tiempo en su ejecución.

Una vez definidos estos niveles de acabado hemos de tener presentes los siguientes puntos que nos harán más efectiva nuestra labor de redacción del proyecto:

– Definir correctamente el trabajo que vamos a realizar, desde el primer contacto con el cliente hasta la finalización del proyecto.

– Crear todas aquellas carpetas y subcarpetas que vamos a necesitar.

– Recopilar todos los datos necesarios.

– Establecer una clara plataforma de comunicación y compartimentación del trabajo. En JMP360, nos decantamos por el uso de distintas plataformas en la NUBE, como Dropbox, Onedrive, Mega, para compartir documentos y de la herramienta Trello para la organización del trabajo.

– El uso de tablas de Excel, Word o PDF para una correcta comunicación.

Y, por último, definir las plantillas para el modelado del edificio y las distintas tablas que necesitaremos.

Toda esta organización inicial a través de la realización y ejecución del P.E.B nos llevará a una correcta coordinación de todos los elementos participes en el proyecto, a la reducción de errores en el mismo y, por consiguiente, a un ahorro de tiempo.

Hay que tener presente, y así lo entendemos desde JMP360, que no existe un P.E.B. único, sino que cada uno debe crear o definir aquel que mejor se adecue a sus necesidades.

#JMP360