La obtención de datos de nuestro modelo BIM

Una de las principales ventajas de trabajar usando la metodología BIM es la de dotar a nuestro proyecto de la capacidad de proporcionarnos información de manera que podamos extraerla del mismo. Lo haremos en función de las necesidades de cada uno de los agentes que intervienen en el desarrollo del proyecto, ya sea por parte del equipo redactor del mismo, o bien por parte de las distintas empresas que tomarán parte en su ejecución y, finalmente, durante la vida útil del edificio.

Sin embargo, toda esa información que finalmente forma parte del proyecto ha de ser introducida previamente. Se trata de ir parametrizando cada uno de los distintos elementos que lo componen.

Un ejemplo lo podemos encontrar a la hora de definir el cerramiento de la edificación. Este elemento, formado por distintas capas y que proporcionarán la envolvente del edificio, puede ser definido en función de los distintos materiales que lo componen, su espesor, sus características térmicas, capacidades portantes, montaje, etc. Parámetros que, una vez definidos, podremos ir obteniendo dependiendo del tipo de necesidad que precisemos. En un primer momento para realizar la medición del mismo, pero también se puede obtener de él por separado todos y cada uno de los datos introducidos.

Esto nos hace entender por qué los modelos realizados en BIM pasan a ser más una base de datos viva, que un ‘entregable’ con las limitaciones que conlleva el no poder interactuar con el modelo más allá de los reflejado en el plano o documentación ya editada.

En JMP360 venimos realizando esta labor de parametrización de todos los proyectos que nuestros clientes nos encargan. Esta irá en función del nivel LOD del mismo, aunque como norma hemos optado por un nivel LOD 300 como mínimo para todos ellos.

Este mínimo establecido nos permite el poder elaborar de una forma mucho más definida las mediciones del edificio y el definir diferentes detalles del proyecto. Sin embargo, y en función de nuestros clientes, hemos definido incluso cada uno de los componentes de las distintas instalaciones que componen el proyecto.

En la actualidad, estamos centrados en la creación de distintos elementos que permitan una consulta más efectiva y rápida de la información contenida en el modelo. Este tipo de clasificación iría más dirigida a la fase de construcción del edificio y en poder facilitar la labor de las empresas constructoras participes en el mismo.

Esperamos haberte aclarado en nuestro artículo de hoy algunas de vuestras dudas sobre el método BIM y esperamos cualquier apreciación que nos queráis hacer, que será siempre bienvenida. 🙂

 

#JMP360